Acaba de terminar la temporada de este aperitivo en el que la fábrica de patatas fritas de Écija utiliza boniatos andaluces. En septiembre vuelven a ponerse a la venta, coincidiendo con la temporada de esta hortaliza

 

 

Las patatas fritas de bolsa, uno de los aperitivos más consumidos, tiene un nuevo rival: el boniato frito. La marca astigitana Freiduría San Pablo comercializa unos chips en los que la patatas se sustituye por este otro tubérculo, de sabor más dulce, y que se suelen consumir asados con canela.

Mateo Mérida Luna, propietario de esta empresa fundada por sus padres en 1977, cuenta que este aperitivo surgió de una idea de la cooperativa de Sanlúcar de Barrameda, Frusana. Querían ofrecerlo en cartuchos, como detalle de agradecimiento a sus visitantes a una feria gastronómica en Madrid. Mateo se encargó de producirlos, y se fijaron en que todos los que lo probaban se daban la vuelta inmediatamente para coger otro cartucho. Desde hace aproximadamente un año y medio se decidió a envasarlos con su marca y venderlo, al igual que hace con sus patatas fritas.

Se trata de un producto de temporada, ya que el propio boniato lo es. De septiembre a marzo, es cuando estos chips se pueden encontrar en las tiendas . Se utilizan boniatos andaluces, de las zonas de Málaga, Cádiz y parte de Sevilla, donde el clima es propicio para su cultivo con las características óptimas.

El mundo del boniato es extenso, y hay varios tipos: naranjas, blancos, lilas… En San Pablo han probado con algunas variedades pero es el naranja el que mejor se comporta en el proceso de freír. Explica Mateo que su manejo debe ser más delicado que el de las patatas, por ejemplo en cuanto a la temperatura del aceite, lo que les supone algo de trabajo extra pero que se ve compensado con el éxito que tienen el mercado. El sabor dulce del boniato contrasta con el toque de sal que le dan, y se une a la textura crujiente que le da el corte fino, cuyo grosor varía levemente según el momento de la recogida de la hortaliza

La semana pasada dejaron de producir estos boniatos fritos hasta el mes de septiembre. Para entonces deberán preparar los pedidos de las tiendas que ya les han hecho a la espera del comienzo de la temporada.

Más datos sobre Freiduría San Pablo de Écija, en este enlace.

Y conoce más sobre su historia y sus patatas que viajan hasta tiendas gourmet de Londres, aquí.

Y además…

Pasea por las versiones más apetecibles de las papas fritas de paquete que se hacen por la provincia:

La Sevilla más crujiente