La hamburguesería de Mairena del Aljarafe se caracteriza por la jugosidad de sus propuestas, una característica que comparten las hamburguesas realizadas con carne Black Angus o las alitas de pollo recubiertas de un rebozado de gran aplauso

 

«No somos de poner muchas cosas porque lo principal es la hamburguesa» señala Sancho Vega, cocinero y, junto a Vicente Mateo González, responsable de la parrilla alimentada con carbón donde se hacen las hamburguesas de Steve Dogs, un local, de estos con decoración de inspiración industrial, situado en la calle Jardinillo, en Mairena del Aljarafe.

Varios tapatólogos (ver aquí sus informes) nos habían ya advertido de que este sitio merece una visita y tienen razón. Hay una amplia barra y en la pared el logotipo del establecimiento donde aparece el perro «Steve». El sitio abrió en octubre del año 2019 de la mano del empresario hostelero Francesco Gigante, que también regenta el restaurante italiano La Bella Napoli, situado justo al lado.

De todos modos el local no surge de la nada. La hamburguesería existía desde el año 2015 cuando la puso en marcha German Trigo, a semejanza de House Of Burguer, otra hamburguesería de éxito que funciona en Sevilla en la calle Correduría y que puso en marcha en 2014.

El negocio pasó a manos de Gigante, que cambió su nombre, pero se quedó con el cocinero Sancho Vega. La oferta se basa en las hamburguesas. Las elaboran ellos mismos con setenta por ciento de carne y treinta por ciento de grasa, que es la clave de la jugosidad de las piezas, además de la maestría de los cocineros en la parrilla. Todas se elaboran con carne de ternera Black Angus, una raza europea ahora muy presente en los asadores de carne. En el establecimiento opinan que «tiene un sabor muy intenso, es jugosa y tiene un adecuado nivel de grasa, excelente para cocinarla a la parrilla».

Los cocineros Sancho Vega y Vicente Mateo González. Foto: Cosasdecome

En la carta de la hamburguesería hay hasta 12 hamburguesas diferentes. Todas ellas llevan como mínimo 200 gramos de carne que se hace en una parrilla de carbón. Asimismo todas emplean pan tipo brioche de la panadería malagueña Juanito Baker.

La carne está jugosa y tiene sabor. La que probamos fue la de la casa, la «Steve Dogs» que lleva, además de la carne, guacamole, canónigos, mayonesa de cilantro y cebolla roja. La primera sensación es que aquello sabe a carne, las salsas no esconden el placer carnívoro. Sancho Vega señala que «no nos gusta atiborrar de salsa las hamburguesas porque la protagonista es la carne».

Otra de las claves, además del excelente punto de parrilla, está en que todas las salsas que emplean están elaboradas en el establecimiento. Tienen una hamburguesa del mes y también permiten al cliente que se haga la hamburguesa a su gusto eligiendo los ingredientes. Entre las propuestas (ver aquí todas) hay combinaciones que llaman la atención por su originalidad. Está la «Juana Banana» que lleva «chutney (salsa agridulce) de tomate, queso brie fundido, plátano frito y tomate asado» o la «Curry-Mango» con dados de mango fresco, queso brie, panceta curada y salsa de curry mango.

La hamburguesa Juanita Banana. Foto: Cedida por el establecimiento.

Pero la originalidad no está sólo en la hamburguesa, sino en las guarniciones. Lo más habitual es tomarla con patatas fritas. No son congeladas, sino hechas por el establecimiento, de estilo gajo y con la piel. Pero la carne se puede acompañar también con tiras de boniato frito o yuca frita.

El sitio es original hasta en la cerveza, que es la malagueña Victoria. Si las hamburguesas están buenas, al menos eso nos pareció a nosotros, las alitas de pollo son sublimes. Especialmente las que van solo rebozadas. La carne, explica Sancho, se macera durante unas horas en un adobo y luego se fríe con una masa «que se parece de alguna manera a la de una pavía» señala. «Los ingredientes no te los puedo decir, miarma» comenta risueño.

Alitas crujientes de Steve Dogs. Foto: Cosasdecome

Lo cierto es que consiguen el sueño de cualquier fritura. Está jugosa por dentro y crujiente por fuera. Tienen hasta 5 maneras de presentarlas. Desde las que vienen solas hasta otras que llevan una salsa de soja mezclada con miel, otras con salsa barbacoa u otras cubiertas con salsa César y queso parmesano. «La salsa barbacoa tardamos más de cuatro horas en hacerla. Lleva un toque agridulce» y gusta mucho a los clientes.

Tienen también nachos y costilla de cerdo asada, también cubierta con salsas elaborada por ellos mismos. El sitio tiene también postres de elaboración propia donde no falta el brownie, la tarta de queso o el tiramisú, una receta de la pizzería contigua.

Tienen una hamburguesa para veganos y ofrecen la posibilidad de recoger el pedido para llevar o lo sirven a domicilio.

Horarios, localización, teléfono y más datos de Steve Dogs, aquí.

…Y además

Pincha aquí para disfrutar el buey gaditano