Los cocineros Jesús Jiménez y Jordi Planes reabrirán el antiguo Pinichi que reformarán completamente y en el que servirán platos con un toque innovador

 

La figura de un burrito es el logotipo de Sukalde el nuevo establecimiento que tienen previsto abrir a mediados del próximo mes de julio los cocineros Jordi Planes y Jesús Jiménez, en la calle Orellana número 39, el local que ocupó el mítico Pinichi.

Los cocineros resaltan que el burro y el asno son fundamentales en la historia de la localidad: «Ha sido una ayuda fundamental en el desarrollo de alguno de los oficios más antiguos de Alcalá. Colaboró en el transporte de personas, leñas y materias primas a los hornos de las panaderías. Transportaba albero y cal, herramientas agrícolas y aperos de varios oficios. Tambien se encargaban del reparto de leche, del transporte de arena desde el río a las obras, e incluso las burras servían para la crianza de niños lactantes».

De esta forma, con la silueta de un burrito intentan también resumir lo que será su trabajo en esta nueva vida del legendario local de Alcalá de Guadaíra. La idea es rescatar la cocina de la zona dándole una nueva visión. «Nuestra intención es que este sea un restaurante Kilómetro cero, en el que empleemos preferentemente productos de la zona. Nuestra carta variará mucho porque trabajaremos con productos de temporada». Son palabras de Jesús Jiménez, 31 años y nacido en Alcalá de Guadaíra. Estudió cocina en Heliopolis y luego ha estado en varios restaurantes en España y también en algunos de la localidad. Estuvo en el propio Pinichi cuando lo gestionaba la esquinita de Mario y es muy conocido por el trabajo que ha realizado en los últimos años en Maruja Limón, otro local de referencia en cocina innovadora en la localidad.

Jiménez afronta su primer proyecto como empresario de la hostelería y lo hace con otro cocinero como socio, Jordi Planes, de Barcelona, con 43 años y al que conoció en un catering en Menorca. Los dos serán a la vez jefes de cocina y copropietarios del establecimiento.

Han realizado una remodelación a fondo del antiguo Pinichi que han cambiado por completo. De la operación se ha ocupado también otra persona con prestigio, el decorador David Villalba, de Utrera, y que ya se ocupó también de la decoración de otro local de éxito en la localidad, el asador La Perdida.

El local contará con una zona de barra y tapeo, el patio interior y comedor destinado a restaurante que contará también con un reservado. Además tendrán una pequeña terraza exterior.

El nombre de Sukalde es una dedicatoria de Jesús Jiménez a su novia, que es vasca de nacimiento. «Me encanta la cocina vasca. Sukalde significa cocina junto al fuego y me gusta ese concepto» señala el cocinero.

En lo que se refiere a la apuesta gastronómica habrá, en principio, una sola carta en la que habrá propuestas de tapeo y de restaurante. «De todos modos nuestra intención es ir avanzando e incluso poner en marcha unos menús degustación que serán distintos cada día, en función de lo que haya en el mercado, pero será más adelante».

Los cocineros Jesús Jiménez y Jordi Planes ponen en marcha Sukalde. Foto: Cedidda por el establecimiento

La presentación de los platos estará muy cuidada y aunque la idea es recuperar la cocina de la zona siempre habrá puntos innovadores en los platos. Así, aunque recuperarán la fórmula antigua del arroz de Pinichi, lo «presentaremos de una forma atractiva». También recuperarán otro plato famoso del establecimiento, el mollete de pringá, aunque en este caso utilizarán un pan tipo brioche para envolver las carnes del cocido.

En cuanto a los vinos la apuesta es por los vinos de las provincias de Cádiz y Sevilla «que creemos que están alcanzando un buen nivel.»

Quiere conocer la historia del restaurante Pinichi y su famoso arroz con perdiz. Pinche aqui.

Pincha aquí para suscribirte a Cosasdecome Sevilla