El recién estrenado bar El Inicio en Tomares sirve la famosa elaboración gigante con helado de plátano flambeado y sopa fría de ganache.

 

En el Inicio, una de las más recientes aperturas de Tomares, gusta el producto de proximidad. Y si es de calidad y permite dar rienda suelta a la imaginación de su chef, Francisco Sánchez, mejor que mejor. Por eso, Sánchez no se lo pensó dos veces cuando las propietarias del establecimiento le propusieron, a la hora de diseñar la carta, utilizar las famosas cuñas gigantes de las Melonas para uno de los postres. Ambas deseaban rendir de esta forma su particular homenaje este dulce de La Puebla del Río y hacer un guiño a un sobrino al que le encandilan. “El resultado final nace de combinar parte de la cuña con helado de plátano flambeado y una sopa fría de ganache con miel y chocolate. Los sabores se unifican de manera espectacular”, relata el chef.

Para su elaboración, Francisco Sánchez recibe a diario las famosas cuñas desde el despacho de Las Melonas en Camas. Las otras dos opciones de postre que el chef sevillano presenta en El Inicio son la tarta de queso fluida y dos opciones de mojito, con helado de menta y limón, a las que es posible añadir Palo Cortado. El postre con cuña de las Melonas se cotiza a 5,50 euros.

Más sobre el Inicio, aquí.