El histórico establecimiento, parada obligada para los conductores de la Nacional IV desde hace sesenta años, ha reabierto transformado en un moderno hotel con restaurante de corte tradicional e influencias gaditanas.

 

El Hostal-Venta Andalucía fue uno de los primeros establecimientos que se fundaron en El Cuervo. Durante más de sesenta años ha dado cobijo y sustento gastronómico a los numerosos transportistas y conductores que, por distintas causas, realizaban la ruta Sevilla- Cádiz por la carretera Nacional IV. El paso del tiempo y la eliminación del peaje de la autovía que comunica las dos provincias, propiciaron el cierre del emblemático negocio hace unos cuatro años. Aunque sus instalaciones han vuelto a cobrar vida gracias al empresario sevillano Jesús Moreno » Poseen una ubicación estratégica además de una historia maravillosa. Así que decidimos convertirlas en un nuevo hotel y restaurante que homenajean lo que El Cuervo fue: Vía Sevilla- Cádiz» explica Moreno.

En lo gastronómico, Vía Sevilla-Cádiz rinde tributo a la cocina mediterránea pero sin recuperar elaboraciones de la antigua venta. El establecimiento tiene identidad propia, basada en una cocina mediterránea tradicional pero de influencias gaditanas. No en vano Jesús Moreno trabajó durante años como director del hotel Utopía de Benalup (Cádiz). Y de allí procede su jefa de cocina, Ana Mateos. «Damos gran protagonismo a las carnes de retinto, al pescado de la zona y al atún rojo de almadraba del que nos provee Gadira», declara Moreno quien puntualiza que, de esta forma, «nos diferenciamos del resto del establecimientos de la zona».

En la carta de Vía Sevilla- Cádiz tienen gran protagonismo los productos gaditanos como el atún rojo. Foto cedida por el establecimiento

En la carta de Vía Sevilla- Cádiz tienen gran protagonismo los productos gaditanos como el atún rojo. Foto cedida por el establecimiento

La gran mayoría de ellas se sirven tanto en formato tapas, como media ración y plato, destacando en lo que a demanda se refiere todas las elaboraciones con el rojo de almadraba, el pulpo a la brasa y el entrecot de retinto. Además, de lunes a viernes cuentan con un menú del día para los almuerzos compuesto por dos platos, bebida y postre al precio de 9 euros. Al mismo tiempo, otorgan gran importancia a su oferta de postres «caseros y elaborados por la repostera lebrijana Natalia Perea».

Todo ello se puede consumir en alguno de los tres espacios que Vía Sevilla-Cádiz tiene habilitados: un salón con capacidad para unos sesenta comensales, la cafetería, para unos cuarenta, y una terraza exterior adaptada para una treintena. Hosman Hostelería ha sido el encargado del diseño y reubicación de cada uno de estos espacios de decoración actual y acogedora en tonos gris, amarillo, y negro.

El restaurante cuida los postres, de elaboración artesanal por parte de la repostera Natalia Perea. Foto cedida

El restaurante cuida los postres, de elaboración artesanal por parte de la repostera Natalia Perea. Foto cedida

Más sobre Vía Sevilla-Cádiz