El conocido hostelero, famoso por su servicio de catering, abre bar dentro del mercado de Heliópolis. El comedor ocupa el patio del edificio creado en la primera mitad del siglo XX por Anibal  González  y ofrece una propuesta gastronómica desenfadada y con algunos toques originales como unas alitas de pato o unas cigalas rebozadas

 

«Es mi barrio. Surgió la oportunidad y nos pusimos a trabajar» señala Manolo Juliá, 55 años y todo un nombre en el mundo del catering de la provincia de Sevilla. Regenta el catering Manolo Juliá y ahora se introduce en el mundo de la hostelería de diario con esta iniciativa. Lo hace, además, con sus hijos, Manolo y Carlota que le ayudan en el negocio en el que también está presente personalmente «porque ahora todo lo referente a los catering está parado».

El sitio tiene encanto. Está en el edificio del mercado abastos de Heliópolis, una construcción ideada por el famoso arquitecto Anibal González y que primero fue colegio, luego fue utilizado por la Iglesia, llegó a ser comedor social y desde la década de los 70 mercado de abastos en una zona rodeada de árboles y chalets.

Vista exterior del mercado de Heliópolis. Foto: Cosasdecome

Hoy en día el mercado ya practicamente no tiene puestos tradicionales. Hay una floristería y también una tienda de postres y comidas preparadas, sufle.es…y poco más. La llegada de Juliá dará nuevos brios al recinto, un singular edificio de color blanco y por dentro con un gran patio, de techos muy altos donde El Mercaito ha colocado su comedor, con ciertos aires como de merendero con algunas mesas cubiertas de manteles de «acuadritos» blancos y azules y otras de madera, todas con algún detalle floral en el medio y vistosas copas de cristal colocadas. Hay también barra, aunque ahora no se pueda utilizar. El establecimiento ocupa tres puestos del mercado, uno de ellos dedicado a la cocina. La decoración ha estado a cargo de la firma Chocco Interiorismo de Sevilla.

Imagen del comedor situado en el patio del mercado de Heliópolis. Foto: Cosasdecome

Juliá se muestra muy ilusionado con el nuevo proyecto. «En las próximas semanas queremos añadir también un comedor privado en un puesto que se va a quedar vacío».

En lo gastronómico la idea coincide con la apuesta decorativa y la carta tiene también cierto toque informal con tapas y platos para compartir. El menú es corto, unas 25 propuestas incluidas los postres, pero hay cosas para todos los gustos. Juliá señala que «hemos traido algunos platos que funcionan muy bien en nuestros caterings, y otros que hemos creado especialmente para este espacio».

La ensaladilla de gambas de El Mercaito de Manolo Juliá. Foto: Cosasdecome

La carta se abre con unos huevos con papas fritas y tomate, eso sí con sus ingredientes muy cuidados. Las patatas vienen de Sanlúcar de Barrameda, una población de la provincia de Cádiz, famosa por este producto, los huevos son de corral y la fritada de tomate está elaborada con el «bombón colorao» de Los Palacios. Hay también ensaladilla de gambas, que tan sólo lleva, además de las papas y la mayonesa, un poco de zanahoria o unas tomates del tipo «buey» acompañados con ventresca de atún.

Hay también algunas tostas, frituras, un par de montaditos (chorizo picante y solomillo en salsa) y algo de carne y pescado para terminar: lomo bajo de vaca o bacalao confitado, también con tomate de Los Palacios. Alguns propuestas llaman la atención como unas alitas de pato o una tempura de cigalitas.

Tienen también postres, unas tartas como la de zanahorias u otra de manzana.

Juliá señala que «estamos muy ilusionados con esta nueva etapa profesional que complementaremos con los caterings». Manuel comenzó en este mundo en el año 1991, siguiendo la estela de su padre Rafael Juliá y de su abuela Pilar García Alonso.

Aqui puede verse la carta completa de El Mercaito

La carta de El Mercaito de Manolo Juliá (actualizada a febrero de 2021)

Horarios, localización, teléfono y más datos de El Mercaito de Manolo Juliá, aquí.

Aquí la guía gastronómica de Sevilla

Pincha aquí para suscribirte a Cosasdecome Sevilla