El establecimiento aljarafeño ha dado vida a una versión carnívora de este clásico amayonesado al que ha añadido churrasco de cerdo ibérico y polvo de chicharrón frito sevillano.

 

Pocos retos gastronómicos se resisten a Juan Rodríguez Lissen y a su equipo del restaurante Ditigastro de Mairena del Aljarafe. Al chef y propietario le rondaba desde hace tiempo la idea de innovar en el ámbito del ensaladillismo con una creación que tuviese a la carne como protagonista. Fue hace cuatro meses cuando esta ensaladilla carnívora cobró vida gracias, según explica, a una conjunción de dos mayonesas, una clásica que, según revela Rodríguez Lissen, «da unidad a todo y otra de manzana y mostaza cuyos sabores casan a la perfección con el churrasco». Porque la ensaladilla de Ditigastro, además de una tradicional base de patatas, lleva trozos de churrasco de cerdo ibérico como ingrediente principal. Para potenciar aún más el efecto carnívoro, polvo de chicharrón frito sevillano culmina la presentación de esta ensaladilla achurrascada.

Esta elaboración se introdujo en la carta de otoño-invierno de Ditigastro tanto en formato tapa, al precio de 3’40 euros, como plato, al de 8´90 euros. «Introdujimos la ensaladilla con un poco de miedo por lo innovador de su propuesta pero está funcionando a las mil maravillas», sentencia el propietario del establecimiento.

Más sobre Ditigastro, aquí.

Otras ensaladillas creativas de la provincia de Sevilla, aquí.

Aproximación a la realidad ensaladillística de la provincia de Sevilla, aquí.