El servicio, inaugurado durante el mes de noviembre, incluye dos especialidades secas, tres melosas y algunas fueras de carta.

La pandemia del coronavirus ha hecho que clásicos de la hostelería sevillana hayan adaptado la totalidad o parte de sus especialidades para recoger o llevar. Es el caso del restaurante Bernardo de Alcalá de Guadaíra que oferta desde noviembre sus famosos arroces para adquirir directamente en el establecimiento y consumir posteriormente en el domicilio.

De martes a domingo, los clientes pueden encargar alguna de las cinco variedades existentes: arroz seco con verduras y presa ibérica, o seco negro con chopitos y alioli, o bien los caldosos con rabo de toro, con perdiz o de pescadores. Fuera de carta pueden encontrarse especialidades como el arroz con lagartito ibérico o con carabineros. Estos arroces, que deben solicitarse como mínimo para dos personas, se recogen de 13:30 a 14:30 horas en un recipiente especialmente diseñado para que el plato conserve todas sus cualidades y sabor hasta la llegada a domicilio. Así, el arroz caldoso se envasa en una cazuela desechable, mientras que el seco se hace en una paellera que debe devolverse al terminar la consumición.

Junto a esta carta de arroces, Bernardo restaurante ofrece algunos entrantes como boquerones abiertos y sin espinas, alcachofas confitadas, croquetas caseras o bacalao en salsa de tomate, entre otros, así como los postres caseros leche frita, San Mateo, tarta muerte por chocolate o tocino de cielo centenario.

Los pedidos de arroces para llevar de Bernardo restaurante pueden realizarse en el teléfono 605039918.

Más sobre Bernardo restaurante, aquí.