El Ayuntamiento de Sevilla pone en marcha una medida, con la intermediación de la Asociación de Hosteleros, para que bares y restaurantes puedan instalar plataformas con veladores en plazas de aparcamiento y así combatir las pérdidas por el COVID-19 en el sector.

 

Once establecimientos hosteleros de Sevilla ya cuentan, o lo harán en los próximos días, con terrazas de veladores instaladas en plazas de aparcamiento. Se trata de una medida específica y temporal puesta en marcha por el Consistorio sevillano en apoyo al sector para combatir las consecuencias que en él está teniendo la crisis del coronavirus. La Asociación de Hosteleros de Sevilla (AHS), que ha definido esta iniciativa como «un balón de oxígeno», ha sido la encargada de asesorar a los bares y restaurantes interesados para la tramitación de sus solicitudes.

En este sentido desde la AHS explican que «son muchos los establecimientos que se han interesado en instalar estas terrazas pero no todos cumplen los requisitos». Entre ellos, la patronal destaca que es necesario que el negocio no posea una licencia previa de veladores o , en el caso de tenerla, que no pueda hacer uso total de ellos debido a las medidas de seguridad e higiene exigidas ante el coronavirus. Además, para la instalación de estas terrazas provisionales también se debe garantizar la accesibilidad y el no entorpecimiento de la movilidad en la vía pública.

Los veladores de Victoria 8, recién instalados. Foto cedida por la Asociación de Hosteleros

Los veladores de Victoria 8, recién instalados. Foto cedida por la Asociación de Hosteleros

Desde el 18 de enero se han autorizado ya el uso de plazas de estacionamiento de forma temporal al cumplir todos los requisitos a un total de once establecimientos distribuidos por distintos puntos de la ciudad. El primero de ellos ha sido el bar Keycha, ubicado en la calle Espinosa y Cárcel. Uno de los propietarios del establecimiento, Javier Domínguez, afirma estar «encantado con esta medida que permite que los hosteleros volvamos a respirar un poco». En su caso, han instalado una plataforma con seis mesas y sus correspondientes sillas que están recibiendo constantes reservas casi desde el primer día de su puesta en marcha. «Los clientes tienen mucho miedo a los espacios cerrados. Ahora viene mucha más gente a nuestro bar y el noventa por ciento nos pide estar sentados en la calle», revela Domínguez que destaca la buena aceptación del barrio de Nervión de esta iniciativa. En este sentido, el copropietario de Keycha relata que son muchos los vecinos que «a los que estas plataformas de veladores les recuerdan a las que hay en Madrid, Salamanca o capitales europeas y sienten la calle más liberada con ellas».

Por su parte, en Victoria 8, ubicado en el número 8 de la calle Victoria, también ha recibido de muy buen grado la instalación de sus dos plataformas de cinco mesas cada una, debido a la extensión de su fachada. «Estamos como si nos hubiera tocado la lotería, porque la tercera ola está siendo muy fuerte» declara Begoña Barquín que explica que el permiso para mantener estas terrazas se extiende hasta el 31 de diciembre de este año. Barquín desearía que esta licencia se ampliara «incluso un año más para amortizar lo invertido y tirar para delante»

La imagen de la colocación de las plataformas sobre las que se descansan mesas y sillas se repite por la ciudad. Foto cedida por la AHS

La imagen de la colocación de las plataformas sobre las que se descansan mesas y sillas se repite por la ciudad. Foto cedida por la AHS

Los próximos en contar con estos veladores serán Casa Ruiz, la Dehesa del Jamón, la taberna Miguelete de la calle San Bernardo, Bar la Negrilla que se encuentra en la calle Celulosa, Casa Palacios en la calle Progreso, Bar Elio ubicado en la calle Cristo de la Sed, y El Candil en la calle Paraíso. Además, según manifiestan desde fuentes municipales, hay una serie de expedientes aún en trámite y pendientes de la entrega de diferente documentación que si cumplen los requisitos serán autorizados próximamente.