Y pronto olerá también a pollos asados, que tras una temporada, regresan a la bodega

 

Hace poco Bodega La Sacristía de Almensilla comenzaba a servir desayunos con tostadas con diferentes acompañamientos. Pero, ¿qué es de un desayuno de fin de semana sin churros? Para que nadie se quede con las ganas, desde el pasado sábado han comenzado a preparar churros en su establecimiento.

Anteriormente los preparaban en la Peña Sevillista. Ahora, Ani la churrera, experta en la materia por su larga experiencia desde que era niña, y su ayudante Bea (ambas en la imagen de portada junto a Esperanza, jefa de cocina de La Sacristía, a la izquierda) a  los hacen en un despacho con acceso directo desde la calle  desde la amplia entrada lateral de La Sacristía. Cuentan con churros de rueda y los conocido como de «papa». Quien quiera comprar para llevar puede hacerlo allí y quien los quiera degustar, con chocolate o cualquier otro acompañamiento, en una de las mesas del local, solo tiene que pedírselos al camarero.

Los churros de La Sacristía se sirven los sábados, domingos y festivos de 8 de la mañana a 12 del mediodía. Pronto les tomará el relevo en horario los pollos asados, que regresan al establecimiento tras un tiempo de ausencia.

Interior de la churrería de La Sacristía. Foto cedida.

 

Horarios, localización, teléfono y más datos de la bodega La Sacristía de Almensilla, aquí.

Ir a Sanjacobo Buscador

Y además…

La Sacristía, la bodega donde se disfruta la verdura