Su oferta gastronómica se basará en unas brasas que irán más allá de la carne así como en pizzas artesanas selectas. Una amplia cocina a la vista y una parrilla de 3 metros permitirán que se desarrolle una ‘cocina espectáculo’.

 

Dos de los socios del restaurante Zelai de la céntrica calle Albareda de Sevilla emprenden nueva aventura hostelera en Mairena del Aljarafe. Se trata de Pedro Valenzuela y su esposa Estefanía Ramos que han querido apostar por la expansión del grupo con un establecimiento basado en las brasas y pizzas. En él se abogará por los productos de cercanía con ciertas dosis de ‘cocina espectáculo’. Su nombre será Anónimo y, emplazado en el número 16 de la avenida Clara Campoamor, abrirá sus puertas el próximo martes 22. “Nos apetecía seguir actualizándonos y creciendo. Y el Aljarafe nos parecía la zona perfecta para ello”, declara Valenzuela.

Interior del local. Foto cedida por el establecimiento

Interior del local. Foto cedida por el establecimiento

Así, Anónimo nace del amor de Valenzuela y Ramos por la parrilla, que conocieron en toda su profundidad y versatilidad durante la estancia de ambos en Perú, donde vivieron a lo largo de seis años. “La parrilla no es solo carne y en este nuevo establecimiento lo demostraremos. Daremos cabida a verduras, pescados… También las pizzas artesanas de gran calidad ocuparán un lugar primordial”, destaca su propietario. Todo ello, dándole un especial valor y categoría a cada uno de los ingredientes utilizados, sus productores y proveedores, que serán presentados ante los clientes. Eslabones anónimos de la cadena hostelera al que este nuevo establecimiento quiere rendir homenaje. De ahí su nombre.

Detalle de la zona de gradas, más informal. Foto cedida

Detalle de la zona de gradas, más informal. Foto cedida

Además, Valenzuela y Ramos cuidarán el atractivo de nuevo establecimiento a nivel estético. Una cocina a la vista y una amplia parrilla de 3 metros centrarán la atención de los comensales en un local donde podrá contemplarse desde todos los ángulos esta “cocina espectáculo”. Habrá varias mesas entorno a ella, según detalla Ramos, además de unas gradas para aquellas familias o jóvenes que deseen comer de una manera más informal. También se contará con una entreplanta desde donde se divisarán cocina y parrilla desde otro nivel. El interior del local, de aires industriales y fuerte presencia de madera, poseerá una capacidad para 120 comensales, mientras que la terraza exterior podrá albergar hasta a medio centenar de clientes.

Anónimo abrirá sus puertas para almuerzos y cenas de 13:30 a 16:30 y de 20:30 a 11:30 horas, con excepción del domingo tarde y el lunes completo que permanecerá cerrado. Con el paso del tiempo, los propietarios pretenden abrir todos los días de la semana sin descanso e incluir también desayunos a la parrilla durante el fin de semana. En breve se habilitará un teléfono para realizar reservas.

Más sobre el grupo Zelai, aquí.

…Y además

Cinco pizzas de las que no dejarás ni las mijitas