Diecisiete versiones memorables del pollo frito, una de las tapas más populares de Sevilla. Desde los clásicos sólo aliñados con sal, hasta el toque japonés o la fusión con la salsa al whisky…si te gustan los buenos muslos (pollísticamente hablando) sigue leyendo

 

El pollo frito es una de las tapas más populares de Sevilla. Hay muchos bares que lo tienen en carta pero hay algunos en que esta tapa alcanza la matrícula de honor. En este reportaje, con amplia presencia de pechugas, muslos y hasta alitas, recorremos los templos del pollo frito de la provincia de Sevilla. Hemos encontrado, gracias en gran parte a la colaboración de los lectores, hasta 17 versiones de gran aplauso. Estas son:

¿Conoce algún otro bar de la provincia de Sevilla donde pongan una buena versión del pollo frito? pongalo abajo en la sección de comentarios o rellene este formulario.

El pollo frito versión Sevilla

El pollo frito es un plato que se come en todo el mundo, aunque con versiones muy diferentes. En la provincia de Sevilla se ha desarrollado una versión «minimalista» en la que el pollo se parte en trozos más bien pequeños y se frie, tan sólo con el aditamento de sal, o con algún tipo de especias o adobo, en el que se dejan sumergidas las piezas durante horas.

Es una tapa como de entretenimiento que se come con las manos, como las aceitunas. De hecho, en muchas ocasiones se acompaña con patatas de las de churrería. Habitualmente se cocina con piel y puede hacerse en freidora o en perol de aceite, siempre a temperatura media alta, para evitar que el pollo quede crudo por dentro.

El gran secreto de este plato es lograr el punto de fritura, para que el pollo quede jugoso por dentro y crujiente por fuera. Como curiosidad el pollo frito se encuentra incluso en muchas freidurías, alternándose con el pescado.

Otras «polladas»

Ya puestos te invitamos también a recorrer otras tapas con pollo en los bares de la provincia de Sevilla:

…Y además

Pinche aquí para saber más.