La iniciativa cultural ‘Caminos de Pasión’, que promueve el turismo por localidades del interior de Andalucía entre las que se encuentran estas cuatro sevillanas, edita su folleto con los principales platos y dulces típicos de esta época del año.

 

Con la intención de promover la actividad turística en las diez localidades andaluzas que conforman ‘Caminos de Pasión’, entre las que se encuentran Carmona, Écija, Osuna y Utrera, la entidad organizadora vuelve a publicar su ‘Ruta de cocina y repostería de Cuaresma y Semana Santa’. Un folleto que recorre alguno de los platos y dulces más emblemáticos de esta época del año en las respectivas localidades.

Así, en Carmona se destacan las elaboraciones de once bares y cuatro confiterías. Entre ellas, se encuentran las torrijas al almíbar con helado de anís del Parador de Turismo, el bacalao al laurel de la Hacienda, la sopa de tomate con huevo escalfado de La Almazara, las alboronías de Mingalario o las lagrimitas de bacalao de la bodega José María, entre otros. En el apartado dulce no faltan las torrijas ni los pestiños de Nevada, convento de Santa Clara, Las Delicias y Latidos de Carmona, aunque también se ofertan otras especialidades reposteras del momento.

Once son también los bares astigitanos que se recogen en esta ruta gastronómica a los que acompañan dos puntos dulces de Écija. El carbón de bacalao de María Castaña, el potaje de vigilia de Las Ninfas, las espinacas labradas del bar Pasareli, el bacalao en salsa de almendras del Central o el bacalao con garbanzos y espinacas del restaurante Hispania son algunas de las sugerencias cuaresmales que se presentan. Los pestiños, torrijas y leche frita de la confitería Ramón Torres Valera y los bizcochos, magdalenas y hojaldres del convento Santa Florentina completan la oferta.

En Osuna, Caminos de Pasión destaca las elaboraciones cuaresmales de ocho restaurantes y ocho confiterías. En muchos de ellos es denominador común la presencia de repapalillas, buñuelos de bacalao típicos ursaoneses. Es el caso de Doña Guadalupe, Casa Curro, o la peña Bética Osuna. También se incluyen propuestas más originales como los churritos de patata y bacalao de Cantina Kulinaria, el bacalao sobre lingote de patata y pisto de Oriba o el revuelto de ortiguillas con cocochas de bacalao al pipina de Mesón del Rey Arturo. En el apartado dulce, las torrijas vuelve a ser denominador común en Obrador Torres, Obrador el Arco, Pastelería San Francisco, convento de la Concepción, Gluttire, Churrería Chari, confitería Santo Domingo y convento de San Pedro, que también cuentan con elaboraciones propias como los ochíos, gachas o bizcochos pardos.

Completan la ruta las distintas variedades de bacalao que ofertan los dos establecimientos de Utrera participantes: El Bouquet y la Abuela María, así como los pestiños, torrijas y leche frita de las clásicas confiterías utreranas Diego Vázquez y Reyes.

La Ruta de cocina y repostería de Cuaresma y Semana Santa de Caminos de Pasión, aquí.