Las pastelerías Tragus elaboran packs-regalo con versiones refrescantes de sus especialidades que se pueden personalizar a gusto del cliente

¿Existe estación del año ideal para disfrutar de un buen dulce artesano o varios de ellos? La respuesta de la firma de pastelerías Tragus no puede ser un «no» más rotundo. Es por ello que el obrador de Pablo Camacho ha diseñado una versión veraniega de sus populares cestas por encargo. Esta propuesta incluye un pan de espelta, otro de frambuesa, pistacho y queso payoyo, una bolsa de magdalenas clásicas, una tarta de limón, otra cheesecake con frambuesa, dos latas de tocino de cielo y una botella de leche merengada.

Unas de las creaciones de Tragus para este verano. Foto cedida por el establecimiento

Unas de las creaciones de Tragus para este verano. Foto cedida por el establecimiento

Se trata de una serie de productos, en palabras de Camacho, «frescos y que se apetecen en esta época del año en el que sabores más potentes, como el chocolate, no se demandan tanto» En este sentido, goza de gran aceptación para incluir en estas cestas el croasan de merengue y limón, una de las últimas creaciones del obrador.

Porque las cestas veraniegas de Tragus se pueden personalizar a gusto del consumir. Sus precios oscilan entre 35 y 50 euros y se envían a cualquier punto de la provincia de Sevilla. «Resultan un regalo ideal: para sorprender a un ser querido, para un día especial o simplemente para darse un capricho para desayunar o merendar», sentencia el propietario de Tragus.

Más sobre Tragus, aquí.

Y además, otras dulces y originales propuestas para regalar en la provincia de Sevilla:

  • Los bocadillos dulces de Nuestra Señora de Valme en Dos Hermanas, aquí.
  • Las magdalenas de chorizo y pimiento de Proust en Sevilla, aquí
  • La popular Tarta de Queso de la Madre de Cris en Sevilla, aquí.